Financiación bancaria, ese gran gigante a conquistar

SGR

Ya escribimos anteriormente respecto de qué tipo de sociedad conviene a la hora de iniciar, constituir o bien formalizar una Sociedad en la Argentina.

En esta ocasión abordaremos una problemática común a casi todas las Pymes: la financiación bancaria.

Las Pymes que quieran acceder al crédito bancario, tienen que tener al día y tener lo más prolijo posible la contabilidad de la empresa con un comportamiento fiscal limpio y consistente y, por sobre todas las cosas, un buen historial Bancario.

Como toda relación comercial, la construcción de la relación con los bancos lleva tiempo, paciencia, esfuerzo y dedicación.

1- Planificación de la calificación crediticia

La calificación crediticia es el crédito total (descubierto, créditos productivos, monto de descuento de cheques y otros) que una entidad financiera otorga a un cliente como resultado del análisis de riesgo crediticio de la compañía en cuestión. La realización y la espera de este trámite lleva un tiempo bastante prolongado y las empresas tratan de dejarlo como última instancia. Sin embargo, debería entenderse que no es un “tiempo perdido” en burocracia bancaria sino más bien un “tiempo invertido” que se puede convertir en “tiempo ganado” si lo planificamos. Debe estar en la agenda como una tarea clave. No debería ser un hecho aislado realizado para un propósito, sino un trabajo constante del área financiera manteniendo las cuentas bancarias con la calificación actualizada de manera proactiva.

Trabajar con dos o más bancos redunda en mayores y mejores oportunidades crediticias, sobre todo en tiempos turbulentos de la economía y para eso necesitamos de la calificación positiva.

2- ¿Qué hacer si el banco no habilita el monto que necesito?

Normalmente los bancos tienen ciertas reservas a la hora de prestar montos grandes de dinero a una Pyme con poco patrimonio neto, algo que pasa casi siempre en las empresas de servicios. Esas limitaciones están asociadas a normativas del Banco Central (no son caprichos de los bancos privados o públicos) y de ahí que a veces uno pueda pensar que “los bancos son cuadrados” porque no pueden proyectar las ventas o el beneficio económico de esos servicios. Solo ven una foto y no visualizan la película completa.

En estos casos, cuando no logramos un préstamo suficientemente grande, lo que uno puede hacer es aplicar a la financiación por medio de un Banco pero avalado por una Sociedad de garantía recíproca (SGR)

El propósito de estas entidades consiste en facilitar el acceso al crédito bancario a las PYMES, a costos financieros razonables y través del otorgamiento de ciertas garantías.

3- ¿Cuáles son los beneficios de las SGR?

  • Se pueden obtener préstamos bancarios por montos mucho mayores que los que otorgaría un banco en forma directa
  • Tienen menor riesgo y a veces hasta una menor tasa: si la Pyme no paga, la SGR responde y cancela la deuda con el banco. Luego la SGR gestionacon la empresa el recupero del préstamo que avaló.
  • Se enfrenta menos burocracia: algunas SGR (como www.garantizar.com.ar) reciben la información crediticia que ya está en el banco con el cual operamos, por lo que no hay que hacer doble presentación de papeleo.
  • Mayor seguridad y transparencia: La monetización del crédito también la hace el banco en la cuenta del cliente.


Sin duda, una PYME de servicios con fuertes necesidades de financiación le conviene buscar un crédito avalado por una SGR. Si tenés duda sobre este sistema, acercate al ejecutivo comercial de tu banco amigo y preguntá por esta opción. Te garantizo, no te vas a arrepentir.

Mariano Bustillo

Mariano Bustillo

Co - Fundador de Argentina Virtual Networks SRL, empresa pionera de servicios de internet desde 1998
Mariano Bustillo

Leave a Reply